Ir al contenido principal

Capítulo 4: Casualidad -¡Dejen sus comentarios!

CASUALIDAD


Comentarios

  1. Acabo de terminar de leer el capítulo. Como siempre,me ha encantado.
    saludos!!
    feel.

    ResponderEliminar
  2. HOLAME GUSTO MUCHO ESTA INTRIGANTE QUIERO MAS!!!! YA M SUSVRIBI SIGUELA POR FA

    ResponderEliminar
  3. :O me pase pero no has publicado :(
    espero q lo hagas pronto!!
    saludos!
    feel

    ResponderEliminar
  4. Hola,tu blog está genial, me encantaría enlazarte en mis sitios webs.

    Y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambos blogs con mas visitas.

    Espero tu Respuesta a munekitacat@gmail.com

    Un cordial saludo

    Catherine Mejia

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL CASTILLO DE RODAS

EL CASTILLO DE RODAS

Hoy pondré un vídeo del castillo de "Los Sin-Almas". De todos los castillos del mundo se ocurrió el de Grecia, por varios motivos: 1. Por su historia 2. Porque encaje con la trama del libro, en efecto el castillo realmente perteneció a la Orden de los Hospitalarios por Guillaume de Villaret, de allí el nombre de Nina de Villaret. Además que Clemente V, nuestro famoso Clemente V confirma la posesión de la Isla al Orden de los Hospitalarios. Sí, ya saben el mismo que ha sido la perdición de los Templarios!!!! 3. Realmente me encantan esas dos torres gemelas flanqueadas son impresionantes, pero también los distintos elementos que intenté insertar en la novela...
VER LIBRO DOS

Los Sin-Almas: la determinación de un vampiros, eterna.

--Serás de los nuestros, Nina. Lo quieras o no. Tendré todo el tiempo del mundo. Y al final rogarás, Nina. Me rogarás para que te convierta. Siempre seré una amenaza. Y cuando menos lo esperas: iré tras de tus amigos, iré tras de tus novios, iré tras de tu futura familia, e iré tras tuyo. Nunca sabrás si están a salvo o no; y cuando mate lentamente a todos tus seres queridos uno por uno, tú me rogarás por convertirte. 
"Los Sin-Almas"

second fan made trailer: los Sin-Almas